No es suficiente con su belleza, buscamos un carácter sensacional y sobre todo que tengan esa chispa que los hace especiales, la chispa “Jotico del Río”.


- Javier Ramos Fundador

Nuestra Historia, la Historia de Jotico del Río.

El inicio


Todo ello empieza mucho antes de tener nuestro primer labrador, el cariño y afecto a los perros nos viene de lejos y desde muy pequeños, en la familia siempre hemos tenido estos animales tan adorables.

Una vez fueron pasando los años y fuimos creciendo, al adquirir más conocimientos decidimos centrarnos en esta singular raza, el labrador retriever y concretamente en su variedad de pelo chocolate.

Carácter


No es de olvidar que nuestros cachorros están haciendo felices a muchas familias, por nombrar algunos ejemplos dada su funcionalidad y carácter tres de nuestros perros están desempeñando labores importantes, “MAX DE JOTICO DEL RIO” en salvamento marítimo de la mano de una gran persona ELEDER RIOS, mostrándose contentos y orgullosos de su disponibilidad y buen hacer, también he de citar a “LIA DE JOTICO DEL RIO” que en breve empezará a trabajar de la mano de nuestro amigo JUANJO GARCIA en la policía, este gran adiestrador y mejor persona, y no menor mención merece nuestra cachorrita “LUNA” que se iniciará en terapias. Y perdón por no mencionar a tantos otros que con orgullo hemos criado en nuestra casa.

Características


Adquirimos nuestra primera hembra el 14-02-2014 “ADA”, sin titubeos comenzamos buscando nuestra selección basándola en su carácter, equilibrio, familiaridad, funcionalidad, belleza y sobre todo salud. A partir de esto creamos nuestro afijo “JOTICO DEL RIO”.

Nuestras camadas son reducidas dado que es primordial que la cría de nuestros cachorros sea exclusivamente familiar y no buscamos especulación ni grandes beneficios sino el disfrute de la selección de nuestros labradores, todo ello enfocado en lograr un equilibrio en nuestros animales desde el momento de su nacencia, ya antes de cruzar nuestros perros nos cercioramos no solo de su belleza, buscando un carácter sensacional y sobre todo que tengan esa chispa que los hace especiales, la chispa “jotico del rio”.

Agradecimientos


Por todo ello nos sentimos muy orgullosos de nuestro humilde trabajo, que como he mencionado empezamos desde abajo con una minuciosa labor de campo fundamentada en una escrupulosa e intensa selección y gracias a nuestra dedicación comenzamos a recibir recompensas con unos cachorros que son de verdadero sueño.

Todo esto no sería posible sin el pedazo de equipo que formamos, cada uno desempeñando su función y todas ellas importantes, por eso menciono a mi mujer, mi padre y mi tío, que estoy seguro que sin ellos esto no hubiera sido igual.

Y sobre todo dar las gracias a todas esas personas que confían en nosotros y que incluso esperan años para tener uno de nuestros cachorros, MIL GRACIAS.



¿Por Qué? Jotico del Río

Es la simple conjugación de dos elementos que por separado forman parte de la humilde pero singular historia de mi terruño, ambos en parte ungidos por la tradición oral y el resto confirmados con datos contrastados e históricos.

Entre 1808/1814, en plena “Francesada” por estos pueblos y comarca de C. Ciudad Rodrigo anduvieron “LOS LANCEROS” (hombres de campo o cualquier otra condición que se alistaron para echar a los invasores napoleónicos), siendo su modus operandi las guerrillas. Como bien es sabido, una de las plazas más importantes a nivel nacional en cuanto a su resistencia y valentía en sus asedios fue C. Rodrigo, en todo ello tuvo mucho que ver y decir Don Julián Sánchez El Charro, oriundo de Peramato anejo de Muñoz (pueblo que en la actualidad es una pedanía de la Fuente de San Esteban). En nuestro vecino pueblo de Retortillo estuvieron acampadas las tropas francesas y desde el gran conocimiento del terreno tanto por “El Charro” como de sus tropas, los zarpazos e incomodidad que le propinaban a “los franchutes” fueron importantes. Un alférez de sus lanceros fue José Blanco vecino de la villa de Retortillo. También se dice desde la transmisión oral que un rudo y fuerte campesino en este lugar de Martín del Río que apodaban “El tío Jotico”, por su gran conocimiento del terreno y foresta, casi a diario le ocasionaba bajas sorpresivamente al ejercito invasor, nos llega que se apostaba al sitio del Rebollar y subido en la fronda de los robles junto a los cortaderos y caminos a golpe de destrala hacía sorpresivamente su labor.


Prosigue el imaginario que en cierta refriega mato de un destralazo al hijo de uno oficial de la tropa francesa y como escarmiento desde la autoridad militar se otorgaron dos días de saqueos e incendios en el pueblo de Martín del Río, huyendo toda la población y refugiándose en los Manantíos de Castillejo de Yeltes (finca cercana al municipio). Pero tan solo y por no poder escapar quedó una mujer recién parida en el poblado , se conoce hasta el sitio concreto donde permaneció (la casa de la Tía Reina ) cerca del regato Cagancha. Los soldados para saciar su hambre mataron una vaca que comieron en aquel lugar.

Pasados los días retornaron al poblado y con gran asombro se comprobó que referida mujer y su vástago fueron hallados con vida, los franceses se habían apiadado de ellos.


Mi pueblo, siempre ha sido lugar de paso, hacia el oeste Ciudad Rodrigo, Portugal y Extremadura y en dirección este Salamanca. Desde sus inicios hubo posadas y ventorros, siendo parada para arrieros y carruajes. Hasta la década de 1910 se llamaba Martín del Río y por Decreto de 2 de Julio de 1916 publicado en la Gaceta de Madrid en su número 184, se cambia su denominación pasando de ser Martín del Río a Martín de Yeltes. A día de hoy en la comarca se nos pregunta o afirma “ ¡¡eres de Martín del Río!!”. Lo de Yeltes supongo que se tomó por pasar ese afluente del Duero por nuestro termino municipal, concretamente por las fincas ganaderas de Castillejo de Yeltes y el Collado. Ya hace más de un siglo que le cambiaron el nombre pero todavía se sigue diciendo Martín del Río.

Tan solo por esa nostalgia y recuerdos quise hacer mi particular homenaje a este rincón que es mi pueblo y algo tan querido como son mis perros Labrador Retriever Chocolate, les brinde el afijo de “JOTICO DEL RIO”.


SOCIO de la Sociedad Canina Castellana

Sociedad Canina Española

Toda nuestra admiración a esta nuestra raza, Labrador Retriever

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies